martes, octubre 16, 2007

Copes dice: Ahora hay ingenieros del tango

Hace poco asistí a una interesante reportaje a Juan Carlos Copes en la Academia Nacional del Tango. Hizo un repaso de su intensa trayectoria, llena de éxitos, pero también, de momentos difíciles. Verdaderamente muy rico el relato. Me quedó dando vueltas una frase que dijo en un momento..."_Porque ahora hay ingenieros del tango", aludiendo a que hoy día la información del tango esta hiper codificada y disponible, a diferencia de cuando él comenzó, un tiempo en donde había que descifrar el baile según lo que uno veía. Los sabios te mostraban los pasos, pero no sabían explicarlos... ni ellos sabían bien lo que hacían. La cosa pasaba más por la intuición y la espontaneidad, que por la teoría. Llegue a vivir esos tiempos, cuando juntos con Miguel Zotto estudiábamos de los milongueros. Había que apelar a los propios recursos para decodificar lo que nos mostraban.

Ahora hay clases y seminarios muy específicos sobre cada mínimo aspecto del baile. Esto permite una mayor rapidez en el acceso al material y al aprendizaje. Pero tiene una gran contra: la estandarización del baile, que para el tango es lo peor que puede suceder. El baile del tango es de origen popular y no hay patrones fijos, cada uno lo baila como quiere, y justamente la idea es diferenciarse de los demás.

En síntesis, lo que Copes quería decir es que, cuando no te dan todo servido y las cosas te cuestan más, si bien requiere mayor constancia y lucha, el proceso tiene marcado a fuego el camino de la perseverancia y el toque personal como consecuencia del propio intento por interpretar lo visto y re-crearlo. Así que, es bueno dedicar un tiempo para “revolver” lo aprendido y de allí, sacar una nueva y única manera de bailar el tango.

En la foto, arriba, Juan Carlos Copes y María Nieves, indiscutidos modelos del tango del siglo XX.

10 comentarios:

Jorge Muscia dijo...

Y quien se anima a discutirlo...

Bueno, es cierto hay una standardización en muchos casos, pero no todo es necesariamente atribuible a la hiper oferta, es probable que la demanda en estos casos también este aportando lo suyo. Es decir, cabe la hipótesis de que mucha gente en esta época no quiera diferenciarse...

Antes los estilos se dividían por barrios, pero aun así, cada milonguero buscaba su propia identidad.

Hoy aparentemente la división es mas bien por "escuelas de X maestro"...A veces hasta parecen las divisiones de las escuelas de artes marciales (je,je)

Ya llegara el día en que consiga mi cinturón naranja de tango Plebs!

...y ese día que se cuiden los que salgan a la pista!

cheguevara dijo...

haciendo un coment ligero pero quiero decirlo, no me parece mal que convivan la joven/antigua guardia, creo que se crece, no?
aparte, Copes no se porqué, me da onda *autoritario, jodido*
perdonáme si es una irreverencia,es lo que siento.
grazie por permitirme opinar**
abracio forte
CHE

tanguetto dijo...

Me da la sensación de que las nuevas corrientes, los nuevos "sentires", que también pasan por las urgencias del diario vivir que nos arrastra, se llevan a la pista.
Poco se ve de milongueros hoy en día, mucha técnica, mucho "firulete".
Siempre tuve la idea de que cada uno baila como lo siente.
En fin...cada maestrito con su librito, tema para toda una enciclopedia.

Yo por mi parte y desafiando al Maestro Muscia...voy por mi cinturón negro.

Un beso Diosa Pagana de las pistas porteñas.

PD: Francini-Pontier, pavada de nenes.

Jorge Muscia dijo...

Tanguetto
Ni bien doy el examen de cinturón naranja, te acepto el desafío, eso si, pista liviana y no vale con taquito militar...;)

Milena dijo...

al fin un poco de controversia... siempre todo tan correctito... todos tirándonos flores todo el tiempo... jaja!!

interesante... creo que todos tenemos un poco de razón, y me parece que esto da para un nuevo post... asi que los dejo con mi opinión picando para la próxima...

los quiero

cheguevara dijo...

abracio bella*
CHE

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Hola Milena!

Sí, en Medellín también hay escuelas que enseñan pasos y el tango como una coreografía. Yo estoy de acuerdo con tu invitado, antes se bailaba con el sentir del ritmo, época que mis padres disfrutaron mucho. No obstante mi papá se le apuntó a aprender a bailar tango con "codificación" y está confundido con tanta pose.
Te abrazo querida amiguis!

tanguetto dijo...

Mucho trabajo??

Anónimo dijo...

Qué interesante tu post, Milena, como todo lo que escribís. Es siempre un placer visitarte.

Personalmente prefiero la pista multicolor. Como bien sabés, tengo una severa dificultad para adherir con los uniformes y las rutinas. La diversidad, claro, es siempre enriquecedora.

En mi opinión el dilema no es la “ingeniería” del baile. Las clases de técnica de baile no hacen más que echar luz sobre áreas que la mayoría de los mortales no vemos y mucho menos comprendemos. Me parece maravilloso que se ofrezcan para el que tiene interés.

Pero dominar la técnica, claro, no es bailar tango. Quizás haría falta que los maestros que dictan clases de técnica no dejaran de estimular la búsqueda del estilo propio de cada alumno, teniendo en cuenta que el baile es una expresión del alma.

Y algo más. He tomado clases de técnica con los mejores maestros y estoy agradecida por lo mucho que me han brindado. Sin embargo, no tengo conciencia de sus preceptos cuando estoy milongueando. La técnica es un excelente condimento, pero el plato es otro. Todavía no conocí a nadie que se coma un plato de sal y lo disfrute.


Un beso enorme,
Luz Valbuena

Milena dijo...

queridos amigos..... forma inusual de responder a vuestros comentarios......
ahí va un post como continuación de este.....

besos, mis queridos muscia, che, tanguetto y jefecita, luz valbuena